martes, 23 de octubre de 2007

Superando viejas vergüenzas


Primero columnas. Luego, una puerta y un pasillo repleto de gráficos y textos que defienden la libertad de expresión, dan la sensación de incertidumbre. Uno no sabe bien con qué se va a encontrar. Si bien los medios anticiparon algo la semana pasada, las paredes del Pabellón Argentina, están nuevamente ratificando el exterminio de limitaciones que degradan al ser humano.

Una gran escalera que conduce al subsuelo del edificio advierte con pinturas, la naturaleza de lo que se expone a continuación. Más adelante, una luz ilumina un pesebre dentro de una cajita de vidrio. Otro haz blanco, refleja sobre una inmensa cruz negra en donde se encuentra “Cristo” mirando la televisión. Y allá al final, el eje de la polémica: un cordero atado de sus cuatro patas, con alambres por los que suben cientos de “Niños Dios”.

Mañana, la exposición “Jornadas por la libertad de expresión” cierra sus puertas al público, luego de haber pasado por un vergonzoso acto de censura.

Sí, las imágenes, esculturas y demás puesta en escena, resultan bastante comprometidas en materia ideológica. Pero mientras que sus autores se puedan justificar dentro de lo que se considera legal para la sociedad, no hay que olvidar que Argentina es un país democrático y que cualquier persona puede expresar sus ideas.

Cuando los 15 fanáticos religiosos, liderados por los hermanos Espina, trataron de impedir la apertura de la muestra, se puso de manifiesto la reivindicación por algunos valores que épocas atrás se habían perdido. Ya que la mayor parte de la sociedad y muchas de las instituciones más importantes de la provincia, apoyaron a los artistas en su lucha contra los atacantes.

Cabe destacar, que “Jornadas por la libertad de expresión”, más allá de ser una gran manifestación cultural, deja para pensar varios temas que la sociedad adquiere sin reflexionar. Sin dudas, todos los concurrentes se fueron analizando diversas situaciones. De esta forma, los objetivos de “entretener y alertar” fueron los ejes básicos sobre los que se manifestó la muestra. La esencia, estaba en reconocer lo oculto y sacar conclusiones propias.

3 comentarios:

ezequiel dijo...

Que raro los grupos religiosos. Se olvidaron de evolucionar loco!!!

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con la defensa a la libertad de expresión que se hace mención en la nota.
Patricia

Anónimo dijo...

hola amiguis!! esta muy bueno tu blog...!!

... y con respecto al tema de la nota....yo voto por la libre expresion!!!cada cual piensa como quiere no como se lo imponen!

-----ADELANTE!-----

...te re quiero!!!

DEBORA